Archive for abril, 2020

Sobre la objetividad

             Allá por el año 2009 y en la revista “La Curuja N 1- II época”, escribí algo con el mismo título y que he adaptado a la situación actual después de diez años.
En pleno siglo XXI, y metidos de lleno hasta las cejas en una sociedad globalizada y de la información, las gentes que convivimos en este mundo carecemos en muchos momentos de nuestra vida de una objetividad clarificadora que nos ayude a ver la realidad, tal y como sucede.

              Ser objetivo es el valor de ver lo que sucede tal y como es, qué es muy distinto a verlo como queremos que sea. Luka Brajnovic, croata de nacimiento y español de adopción -pues parte de su carrera como profesor universitario la llevó a cabo en la Universidad de Navarra-, decía :“Que la objetividad, o la imparcialidad absoluta, se da cuando la información parte de un conocimiento exacto y cierto, de una reflexión consciente y de una actitud intachable de intenciones”.

            En estos momentos, donde la información es crucial para la toma de decisiones, ésta viene manipulada a veces, y llega al ciudadano de a pie con una cierta carga de intereses, en función del grupo periodístico y económico que lo sustenta. Y si luego el lector que lee o el oyente que escucha son de distinta ideología, ya tenemos el lío montado.

           De ahí que debemos de ser objetivos en nuestras conclusiones y valorar la información que nos llega en función de unos argumentos sólidos, no influidos por lo que nos rodea. Caer en los fanatismos políticos, religiosos o deportivos, es decir, defender posturas, actitudes o comportamientos de nuestros ídolos, por el simple hecho de ser seguidores, es un gran error.

             El pueblo debe ser informado de forma clara y sencilla, la buena información es un arma importante, frente a la corrupción social e informativa que estamos viviendo a nivel mundial, tanto a nivel político como económico. Ahora las “fake news” o mejor dicho las mentiras que se publican en diferentes medios de comunicación y redes sociales están ocasionando un gran daño social y animando al odio y desprestigio del ser humano como persona.

           ¿Por qué no se investiga en cómo se originó y expandió este virus? ¿Creéis en las cifras de China y la India? A fecha de hoy, 13 de abril, la India tiene 9240 infectados, 331 muertos y 1096 curados. Un país con 1300 millones de habitantes, zonas muy pobladas y carencias higiénicas demostradas. China origen de la pandemia, 82160 infectados,3341 muertos y 77575 recuperados con una población de más de 1400 millones de habitantes (Fuente de RTVE).

          En esta época de confinamiento donde tenemos tiempo para leer diversas fuentes de información, digitales todas ellas, se pueden apreciar la inclinación ideológica de las mismas. Estas discrepancias no favorecen la lucha contra la pandemia. La globalización, el neoliberalismo económico y político no han dado resultado. La deslocalización de industrias por intereses económicos tampoco. Ni el mundo científico que, también se encuentra dividido hacen que la lucha contra esta guerra sanitaria tenga los efectos que la ciudadanía espera, es cierto que en poco tiempo no se pueden conseguir grandes avances a nivel científico, pero se lo tienen que hacer pensar.

            En estos momentos las armas contra el Covid-19, es el confinamiento y herramientas y medios que ya existían. La vacuna tardará un año, mucho tiempo SEÑORES DE LA CIENCIA.

            A los políticos que mueven el mundo influenciados por lo lobbies económicos, pensad y reflexionar sobre vuestras decisiones que son las nuestras, pensad en la globalización social y no tanto económica, pensad en el bienestar social de las personas en aquellos países que se pueda mejorar, pensad en otros pueblos y naciones que llevan años y años en guerra y con hambruna, pensad, pensad…

          Pero quiero ser OBJETIVO y ojalá me equivoque, después de esto…nada cambiará y todo seguirá igual. Así es el hombre, un animal político (Aristóteles) un ser que al vivir en comunidades debe estar organizado para conseguir ciertos objetivos. Pero hoy día ¿Cuáles son esos objetivos?

Luis Nogaledo Llamas

Comments off

Los pueblos: el útero de Gistredo

Ayer mismo, en Cultivar los afectos, adelantaba que hablaría de los pueblos. Y es lo que voy a hacer ahorita nomás.
Que a uno le pille esta pandemia en un pueblo tiene sus ventajas, creo. O al menos es lo que siento. Y mi sentimiento es que en mi pueblo, en mi útero de Gistredo me encuentro como más protegido de lo que me sentiría en otro sitio, por ejemplo en Ponferrada, que es, digamos, mi residencia habitual (aunque siempre que puedo, ciertamente, me escapo de la capital del Bierzo, sitio que nunca me ha  gustado ni mucho ni poco, aunque resulta cómodo vivir al lado del campus).

No es precisamente Ponferrada mi lugar preferido del Bierzo, sino los pueblos, que los hay chulísimos, tanto en el Bajo como en el Alto Bierzo (ese más desconocido, y en cierto modo más agreste).
Me entusiasman algunos pueblos del Bierzo, en general me gustan todos, hasta los más remotos y despoblados o con algunos habitantes sólo en los meses de verano, o bien para celebrar alguna romería puntual (esos tienen un encanto especial). Como pudieran ser las aldeas de Pardamaza, o Primout (donde el poeta Ángel González impartiera clase durante unos meses), o bien Los Montes, donde el cineasta de Albares de la Ribera Chema Sarmiento rodara su magnífico mediometraje que lleva el mismo título que el pueblo. Incluso Urdiales de Colinas, que quedó abandonado a principios de los años setenta del pasado siglo. Y que desde hace algunos años se recuperó, aunque nadie viva allí a lo largo del año. Y sí celebren una romería en el mes de julio. Ojalá este año se pudiera celebrar, aunque, visto el panorama vírico, me late complicado.

Y sobre todo me gusta mi pueblo, Noceda (y por supuesto sus pedanías, como San Justo de Cabanillas, Cabanillas de San Justo y Las Traviesas, con sus barrios de Villaverde, Trasmundo y Robledo), no porque sea el mejor y el más lindo, sino porque es el lugar en el que me nacieran, y en el que he vivido (a pesar de pasarme bastante tiempo fuera del terruño, incluso fuera de la patria/matria) y me hallo en estos momentos de confinamiento.
Aquí, en mi pueblo uterino, gran manantial (con fuentes por doquier y agua en abundancia, un bien preciadísimo) siempre he encontrado refugio, protección, una sensación de paz y bienestar, un sosiego y ataraxia estoica, un enorme placer. Y por supuesto este lugar podría ser el jardín o huerto del que nos hablara el filósofo Epicuro, donde es posible cultivar los afectos como se cultivan los tomates o los pimientos.

Aunque a decir verdad, con el cambio climático o lo que demonios sea, en los últimos años, por pitos o flautas, no se dan buenas cosechas en el útero de Gistredo.
Siempre ataca la helada, incluso la helada negra, hasta en el mes de mayo y aun en el mes de junio, que ya es decir. Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo o la saya, reza un refrán. Pues eso, que el clima por estas latitudes no acompaña.
Estamos a ochocientos y muchos metros sobre el nivel del mar, más o menos como la ciudad de León, y esa altura (aunque nos proteja la Sierra de Gistredo por la cara norte) no ayuda a que se den buenas cosechas. Y además, desde hace años, ya casi nadie trabaja la tierra.

Noceda se ha convertido, con el transcurrir de los años, en un lugar de veraneo y poco más. Un veraneo que se ciñe casi exclusivamente al mes de agosto, que es cuando el pueblo revive con la llegada de foráneos y gentes originarias o descendientes directos del pueblo, que viven en las ciudades y capitales españolas (algunos hay aún que viven fuera de España, véase Suiza, Francia o Alemania… o en América…).
Aunque, dicho sea de corrido, aquella cantidad ingente de emigrantes que Noceda exportara al mundo (tema interesante para escribir, si bien algo he escrito al respecto) ya no se da en la actualidad.
Noceda, con el paso de los años, ha ido perdiendo población a pasos agigantados. Y hoy no es ni su sombra, ni la sombra de lo que fuera, sin ir más lejos, cuando yo era un rapacín (en realidad, el tiempo vuela, y hace ya tiempo, muchos años, que dejé de ser un chavalín, si es que la vida se pasa como un suspiro).

Y ahí suspiramos, suspiro por un regreso a aquella infancia dichosa. Y por supuesto suspiro, como todos vosotros, ¿verdad?, por una vuelta a la normalidad, antes de que nos atacara y alarmara este virus cargado por los mil y un diablos, que aún no sabemos a ciencia cierta qué estragos puede causar en cada persona, pues se dice que afecta sobre todo a gente mayor y a personas con patologías previas, pero luego nos enteramos, por amigos y amigas, de que también se muere gente joven y sana, lo cual nos crea una gran incertidumbre. Y nos genera mucha ansiedad.
Por eso, hasta que no exista una vacuna o algún medicamento milagroso que lo combata de verdad estaremos bailando la danza de la incertidumbre y el miedo, el miedo a contagiarnos y a contagiar por ende a nuestros seres queridos, sobre todo aquellos que a priori pudieran peligrar, como es el caso de mi madre, que ya pronto cumplirá los 85, aunque ella esté razonablemente bien.
Por eso ahora debemos hacer tiempo, ganarle tiempo a la batalla, y permanecer recluidos hasta que escampe el temporal vírico y se produzca una des-escalada real, que en nuestra España son millones los contagiados, aunque esa cifra no nos la den. No nos engañemos. Y hay más fallecidos de los que nos dicen.

En todo caso, en el Bierzo (olla protectora) el virus no ha atacado con tanta virulencia (valga la redundancia) como en otros lugares de nuestra geografía. Y en un pueblo como Noceda, salvo casos contados con los dedos de la mano (eso creo) podemos respirar aún aire puro. Espero no dejarme llevar por la ingenuidad.
También existen lugares, incluso provincias o comunidades enteras, donde el virus corona no ha contagiado a tanta gente. Con lo cual, creo que el gobierno central debería empezar a considerar lo del confinamiento a partir del 26 de abril, al menos en determinadas zonas, porque el presidente ya anunció que quizá tendría que hacer una prórroga hasta mediados de mayo. Y eso supondría, para todo el país, demasiado parón. Y la economía, mal que nos pese, mueve el mundo. La infraestructura o fuerza productiva sostiene el desarrollo y el cambio social e influye en la superestructura (el ámbito artístico, político, filosófico… cultural), según el materialismo histórico.

La comarca del Bierzo, después de este confinamiento, creo que, con sus medidas de prevención y precaución, podría volver a una vida normalizada, al menos entre comillas. Y así otras comarcas o provincias o comunidades del país.
En estos momentos, valoro más que nunca el hecho de estar en un pueblo, en este caso en el mío, en mi útero de Gistredo, porque siento que tuviera más espacio que si permaneciera en una ciudad, en Ponferrada, por ejemplo, incluso más tiempo (el tiempo para descansar, dormir más y mejor, leer, escribir, reflexionar… y el tiempo lo es todo, el tiempo es la vida).
Desde mi terraza contemplo la belleza del mundo, esta primavera esplendorosa (porque la naturaleza sigue su ritmo, por fortuna y a pesar del virus), esa sierra mítica y mágica de Gistredo que me nutre y me protege, que nos hace seguir con ilusión.

Manuel Cuenya

Comments off

Confinados

El ensayo sobre la ceguera de José de Sousa Saramago sobre la ceguera blanca, es una crítica alegórica a la sociedad asentada en el miedo al otro y el sálvese quien pueda. “No es que nos quedemos ciegos, es que no vemos”.

Hemos visto después de la ceguera
al vecino que apenas conocíamos
cantando con nosotros a los héroes
que se la juegan en sus batas blancas.

Los bulos que segregan cortisol,
la hormona del estrés y el desamparo,
palabras que son balas asesinas.
Otras que  conforman
grupos de rescate,
que se niegan a volver como corderos
a la cautividad de Babilonia,
al señuelo de Pitón y de Ramsés,
al redil de la Escuela de Chicago,
al contagio global del ecocidio.

Con Quevedo y Cervantes hemos visto
agriados adivinos del pasado
que, como el mono del de Pasamonte,
no tienen ojos para lo futuro.
El chamán con recetas caducadas,
versado en deuda pública o privada,
experto en Bolsa y en teología.
Que la toma de Ostende es cosa hecha,
secando el mar del Norte con esponjas,
poder se puede, insiste en su ceguera,
lo de ser imposible, es otra cosa.

Volando sobre los pinos
de copas circulares
comparto los anhelos
con otros confinados:
¡perder las escamas!
¡ganar el futuro!
soñar lo distinto!

A lo lejos titilan las estrellas
del templo de lo heroico cotidiano
donde nace lo sano de lo enfermo,
donde brota la rama en la quebrada.
Para aquellos que velan por nosotros
este láser de luz y de empatía.

Pepe Álvarez de Paz.

Comments off

Europa y las multinacionales

       Cuando el Parlamento europeo nos encomendó la ponencia sobre el control de los excesos de la multinacionales en Europa, en materia laboral, en la buena compañía de Marco Aguiriano fui a darle un abrazo al anterior ponente el compañero, Vredeling, en la vecina Holanda. Allí supimos que la mitad de la capacidad industrial del mundo está «bajo el poder de las multinacionales” particularmente activas en los lobbis de Bruselas. También aprendimos porqué el BCE es más proclive al control de precios que a la creación de bonos y emisiones de deuda pública y porqué aquel euro optimismo fue perdiendo fuelle en el sur de una Europa con gobiernos mayoritariamente conservadores.

En la hoya berciana tienen asiento algunas empresas multinacionales bajo sospecha de emisiones tóxicas y cancerígenas, lesivas también para el medio natural y las cosechas, asunto bien acreditado en estudios clínicos y ambientales. Solamente en el año 2009 fallecieron en España, según datos de la OMS 16.000 personas a consecuencia de partículas procedentes de combustibles sólidos. Tienen muchos recursos y poderosos apoyos para cerrar bocas y callar conciencias. Aunque no creen en el ecocidio, tienen buenos abogados y, eso también, sí creen en la separación de poderes, son demócratas  particularmente  reacios a todo tipo de controles independientes, transparentes, rigurosos, fiables y pactados sobre posibles efectos nocivos para la ciudadanía, derivados de su actividad productiva, muy críticos con el principio “quien contamina paga, contra las tasas Tobin, google o cualquier gravamen solidario a las transacciones financieras, en sintonía con las soflamas de Donald Trump.

        El presidente del gobierno de España, que lidera el eterno diálogo norte-sur en Europa, esta vez con los conservadores de Holanda especialmente, escribe que, ante la mayor amenaza de salud pública desde 1928, no se contenta con lo conseguido hasta ahora, como es el programa de compra de emergencia, del BCE, o el plan SURA de la Comisión contra el desempleo. Es necesario, concluye, un nuevo Plan Marshall con el respaldo de todas las instituciones comunitarias. Ojalá que la oposición toda esté a su lado en este propósito.

Pepe Álvarez de Paz

Comments off

ALELUYA…Leonard Cohen

Leonard Cohen compuso la canción «Hallelujan», sentado en el suelo en calzoncillos y golpeándose la cabeza contra el suelo.La letra versa sobre temas bíblicos y según la tradición cristiana y hebrea, la palabra aleluya significa un canto o señal de júbilo.
Ante la situación que estamos pasando y viendo que las cosas van por buen camino, escucha esta versión en español, para animarte un poco.
Vamos a salir de esta situación.

 

Luis Nogaledo Llamas

 

Comments off

ACEROS ROLDÁN

Hola a todos
La multinacional Acerinox, o sea Aceros Roldán y su equipo de abogados intenta reanudar mañana la producción de acero en Ponferrada. Dicen que es un servicio esencial. Así lo denuncia el Comité de Empresa, con miedo además al contagio, como asustados los vecinos de Ponferrada cuando aún la multinacional no ha explicado el destino de la nube tóxica de hace pocos días.  Mostremos todo nuestro apoyo a los trabajadores de Roldán.
Esta guerra no necesita acero ni cañones, lo esencial no son los beneficios multimillonarios de la empresa que no quedan dónde llega la nube tóxica, sino la salud de las personas.

 Pepe Álvarez de Paz.

Comments off

De lo malo sale lo bueno y lo peor

 

 La crisis hace aflorar el coraje y la disciplina del pueblo español, pero también la miseria de una oposición desleal que antepone a la lucha contra el virus, la lucha contra el legítimo gobierno de España, caso único en Europa, dice el Financial Times.
Gobierno que, aún siendo la sanidad pública una competencia de las ccaa, está coordinando esta lucha, con los aciertos y fallos inevitables en toda actividad humana en la emergencia. También agora el heroísmo de los sanitarios en primera línea de fuego de una sanidad pública, aunque debilitada por los recortes, entre las mejores del mundo.

Respecto a los medios de comunicación, suscribo lo expuesto en otro artículo de esta misma página. Hoy ser periodista es un trabajo de mucho riesgo, en manos de empresas sin alma que anteponen la cuenta de resultados a cualquier otra consideración.
Dice el Dante, que el lugar más oscuro del infierno está reservado para los equidistantes. Lo mismo cabe decir de los amos de la economía globalizada, gente sin nombre que hay que ver cómo amenazan y se rebotan en cuanto les tocan sus dividendos, acostumbrados ellos a que las crisis las paguen los trabajadores, los desempleados, el enfermo y el empobrecido. Muy católicos ellos, más bien nacional católicos, reniegan de las bienaventuranzas, dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, los misteriosos, los limpios de corazón.
Pienso que aún estamos a tiempo de trabajar todos y todas juntos, contra el coronavirus. Juntos saldremos adelante.

Pepe Álvarez de Paz

 

Comments off

Coronavirus II: La mala praxis

La salvación de España ante el coronavirus no está en la ciencia y la medicina sino en  los MASS MEDIA (medios de comunicación de masas y redes sociales), que revolucionan a las masas como les da la gana, entonteciendo a los ciudadanos como les mandan sus consejos de dirección.

Los periodistas escriben al dictado de sus empresarios, porque si no lo hacen así, saben cuál es su salida. Tiene que ser difícil hoy día ser periodista de investigación y contar las cosas tal y como suceden, ¿qué difícil es ser objetivo?

Hay profesionales muy buenos, pero, si ante esta pandemia en algunos países prevalece la economía a la salud, aquí prevalece la audiencia a la eficacia y a la cultura informativa.

Opino así porque, durante estos últimos días, los medios y asociaciones de periodistas protestaban porque les filtran las preguntas en las ruedas de prensa. Mal por parte del gobierno, que deberían dejarlos que preguntaran lo que quisieran.  Los periodistas ya se encargarán de manipular la información hacia derechas o izquierdas, según el poder económico que aporte dinero a ese grupo empresarial.

Las tertulias y debates, donde acuden siempre los mismos personajes, discuten de los mismos temas repetidamente, manejan todos los campos del saber: la ciencia, judicatura, educación, medicina, gestión, deportes, técnicas, estrategias,  absolutamente todo. Y encima lo saben todo.

Ante una situación como la que estamos pasando, debemos caminar juntos, gobernantes, políticos, científicos y comunicadores para gestionar esto de la mejor manera posible.

Recordemos a la ciudadanía que la SANIDAD en España está transferida a las comunidades autónomas y que ellas son las que la gestionan. El gobierno, a partir del Real Decreto de Alerta 463/2020 del 14 de marzo, tomó las riendas y por ende las primeras medidas y normas a seguir en este y en otros campos. Cabe recordar que los recortes en sanidad los han realizado las comunidades autónomas y ahora es cuando se han visto las carencias que cada una tiene.

La sanidad en España es una de las mejores del mundo, pero nunca la hemos valorado. El personal sanitario y no sanitario, que está al pie del cañón, trabaja sin descanso ante esta pandemia, que nadie esperaba. El personal sanitario no sólo se merecen los aplausos de la gente de a pie, sino que se merecen un reconocimiento económico y de descanso para cuando esto termine. A ver si los políticos se acuerdan de los sanitarios. Y los ciudadanos, por nuestra parte, reconocemos su esfuerzo.

¿Cuántas personas morirán en EE.UU con su sistema sanitario? La carrera armamentística es lo primordial allí, en el país más rico del mundo. ¿Y qué ocurrirá en otros países europeos, en otros países, donde el sistema de salud no se parece al español. Pero como buenos españoles seguiremos criticando lo nuestro, lo más cercano.

CONCLUSIÓN: Caminemos juntos en una misma dirección todos y todas. Y dejemos los reproches una vez finalizado este tiempo de alarma.

Lo que nos concierne es REFLEXIONAR SOBRE LOS VALORES MÁS ELEMENTALES QUE LA VIDA PROPORCIONA A LAS PERSONAS. APRENDAMOS, POR TANTO, A VALORAR LO ESENCIAL: LA SALUD Y EL BIENESTAR SOCIAL DE LAS PERSONAS ANTES QUE LO PURAMENTE ECONÓMICO.

Luis Nogaledo Llamas

Comments off

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies