Coronavirus II: La mala praxis

La salvación de España ante el coronavirus no está en la ciencia y la medicina sino en  los MASS MEDIA (medios de comunicación de masas y redes sociales), que revolucionan a las masas como les da la gana, entonteciendo a los ciudadanos como les mandan sus consejos de dirección.

Los periodistas escriben al dictado de sus empresarios, porque si no lo hacen así, saben cuál es su salida. Tiene que ser difícil hoy día ser periodista de investigación y contar las cosas tal y como suceden, ¿qué difícil es ser objetivo?

Hay profesionales muy buenos, pero, si ante esta pandemia en algunos países prevalece la economía a la salud, aquí prevalece la audiencia a la eficacia y a la cultura informativa.

Opino así porque, durante estos últimos días, los medios y asociaciones de periodistas protestaban porque les filtran las preguntas en las ruedas de prensa. Mal por parte del gobierno, que deberían dejarlos que preguntaran lo que quisieran.  Los periodistas ya se encargarán de manipular la información hacia derechas o izquierdas, según el poder económico que aporte dinero a ese grupo empresarial.

Las tertulias y debates, donde acuden siempre los mismos personajes, discuten de los mismos temas repetidamente, manejan todos los campos del saber: la ciencia, judicatura, educación, medicina, gestión, deportes, técnicas, estrategias,  absolutamente todo. Y encima lo saben todo.

Ante una situación como la que estamos pasando, debemos caminar juntos, gobernantes, políticos, científicos y comunicadores para gestionar esto de la mejor manera posible.

Recordemos a la ciudadanía que la SANIDAD en España está transferida a las comunidades autónomas y que ellas son las que la gestionan. El gobierno, a partir del Real Decreto de Alerta 463/2020 del 14 de marzo, tomó las riendas y por ende las primeras medidas y normas a seguir en este y en otros campos. Cabe recordar que los recortes en sanidad los han realizado las comunidades autónomas y ahora es cuando se han visto las carencias que cada una tiene.

La sanidad en España es una de las mejores del mundo, pero nunca la hemos valorado. El personal sanitario y no sanitario, que está al pie del cañón, trabaja sin descanso ante esta pandemia, que nadie esperaba. El personal sanitario no sólo se merecen los aplausos de la gente de a pie, sino que se merecen un reconocimiento económico y de descanso para cuando esto termine. A ver si los políticos se acuerdan de los sanitarios. Y los ciudadanos, por nuestra parte, reconocemos su esfuerzo.

¿Cuántas personas morirán en EE.UU con su sistema sanitario? La carrera armamentística es lo primordial allí, en el país más rico del mundo. ¿Y qué ocurrirá en otros países europeos, en otros países, donde el sistema de salud no se parece al español. Pero como buenos españoles seguiremos criticando lo nuestro, lo más cercano.

CONCLUSIÓN: Caminemos juntos en una misma dirección todos y todas. Y dejemos los reproches una vez finalizado este tiempo de alarma.

Lo que nos concierne es REFLEXIONAR SOBRE LOS VALORES MÁS ELEMENTALES QUE LA VIDA PROPORCIONA A LAS PERSONAS. APRENDAMOS, POR TANTO, A VALORAR LO ESENCIAL: LA SALUD Y EL BIENESTAR SOCIAL DE LAS PERSONAS ANTES QUE LO PURAMENTE ECONÓMICO.

Luis Nogaledo Llamas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies