De lo malo sale lo bueno y lo peor

 

 La crisis hace aflorar el coraje y la disciplina del pueblo español, pero también la miseria de una oposición desleal que antepone a la lucha contra el virus, la lucha contra el legítimo gobierno de España, caso único en Europa, dice el Financial Times.
Gobierno que, aún siendo la sanidad pública una competencia de las ccaa, está coordinando esta lucha, con los aciertos y fallos inevitables en toda actividad humana en la emergencia. También agora el heroísmo de los sanitarios en primera línea de fuego de una sanidad pública, aunque debilitada por los recortes, entre las mejores del mundo.

Respecto a los medios de comunicación, suscribo lo expuesto en otro artículo de esta misma página. Hoy ser periodista es un trabajo de mucho riesgo, en manos de empresas sin alma que anteponen la cuenta de resultados a cualquier otra consideración.
Dice el Dante, que el lugar más oscuro del infierno está reservado para los equidistantes. Lo mismo cabe decir de los amos de la economía globalizada, gente sin nombre que hay que ver cómo amenazan y se rebotan en cuanto les tocan sus dividendos, acostumbrados ellos a que las crisis las paguen los trabajadores, los desempleados, el enfermo y el empobrecido. Muy católicos ellos, más bien nacional católicos, reniegan de las bienaventuranzas, dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, los misteriosos, los limpios de corazón.
Pienso que aún estamos a tiempo de trabajar todos y todas juntos, contra el coronavirus. Juntos saldremos adelante.

Pepe Álvarez de Paz

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies